Inicio
Register

La mayoría de los delitos han disminuido, pero las estadísticas muestran que las estafas han subido.

El aislamiento obligatorio en el país, para frenar la pandemia ocasionada por el coronavirus, ha tenido una incidencia positiva en la disminución de los delitos. La extorsión y el secuestro no son la excepción.

De acuerdo con el director del Gaula de la Policía Nacional, el general Fernando Murillo Orrego, entre el 20 de marzo y el 7 de mayo se han interpuesto 475 denuncias por extorsión, especialmente en Cundinamarca, Valle del Cauca y Antioquia, mientras que en igual periodo del 2019 fueron 947, lo que equivale a una disminución del 50 por ciento.

El oficial señaló que un factor que ha incidido en la disminución de las cifras es la imposibilidad de los delincuentes de hacer presencia directa para cobrar las extorsiones, y los operativos adelantados en las cárceles –por los motines e intentos de fuga de marzo pasado– que han permitido al Gaula a hacer allanamientos más frecuentes impidiendo las llamadas extorsivas desde los sitios de reclusión.

Por eso, advirtió que los delincuentes han mutado a las redes sociales para extorsionar, pues de las cuentas de redes sociales extraen información personal de sus eventuales víctimas. “Las denuncias por extorsiones en estas plataformas virtuales se han incrementado en un 153 % . El año pasado recibimos 93, y este año ya van 236. Estos casos inicialmente empiezan a manejarse como extorsión, pero terminan siendo una estafa”, recalcó el general Murillo.

Explicó también que los delincuentes rastrean las fotos e información que se publica en las redes, y contactan por las mismas plataformas a las potenciales víctimas con amenazas, por ejemplo, de agredir a los integrantes de su familia o su entorno.

La situación se complica, señaló el general Murillo, cuando los delincuentes acceden a material fotográfico de contenido sexual, “porque la exigencia económica la sustentan en no hacer público en redes dichas imágenes, logrando amedrentar a la persona afectada y forzar el pago”.

Señaló que es vital que las personas que se vean afectadas por estas acciones delictivas se comuniquen de inmediato con la línea 165, donde recibirán asesoramiento. De igual forma, dijo el director del Gaula, también han conocido de varios intentos de extorsión a usuarios de páginas de contenido sexual por webcam.

Sobre el secuestro, el general Murillo dijo que durante el aislamiento obligatorio este delito ha tenido una reducción del 72 por ciento.

En Cundinamarca, explicó que se lleva una investigación con base en 7 denuncias interpuestas por personal de transporte especial, que advierten de una modalidad de extorsión y secuestro que se direcciona a través de llamadas a nombre del Eln, que han concluido son de delincuentes comunes.


"Sobre el secuestro, el general Murillo dijo que durante el aislamiento obligatorio este delito ha tenido una reducción del 72 por ciento. El año pasado se reportaron 11 plagios, y este año se tiene el registro de tres personas secuestradas".

Se trata de dos jóvenes, que terminaron de prestar su servicio en la Policía: Dayan Camilo Flórez y Jhon Carlos Torrez Rincón, quienes fueron secuestrados por el Eln en Norte de Santander a finales de marzo; y un ganadero plagiado, al parecer por delincuencia común el 25 de abril.

El oficial señaló que por las circunstancias que afronta el país, concretar un secuestro es inviable por la presencia de la Fuerza Pública en las calles que facilitarían un plan candado en aras de un rescate.

Señaló que en 22 años de labores del Gaula se han logrado más de 3.000 rescates, “ciudadanos de bien que volvieron al seno de sus hogares”.

El oficial puntualizó que este delito ha venido registrando una caída histórica, pues la disminución entre 2018 y 2019 fue del 49 por ciento. Además, el año pasado fue en el que menos plagios se registraron en el país desde 1984.

Murillo reiteró que en nuestro país hoy en día no hay redes organizadas dedicadas a esta actividad delictiva, y recordó que una de las últimas bandas dedicadas al secuestro que fue desmantelada es la que secuestró a Melissa Martínez, sobrina del premio nobel de literatura, Gabriel García Márquez.

En este proceso fueron capturadas 19 personas, entre ellas el exjefe paramilitar alias el Tigre, quien había ordenado asesinar a la joven en diciembre del 2018.

 

Tomado de: ELTIEMPO.COM

Enlace: https://www.eltiempo.com/justicia/delitos/extorsiones-en-colombia-se-han-reducido-a-la-mitad-durante-la-pandemia-495630

Cheverisímas de la Semana